GESTION DEL CAMBIO

¿A QUIÉN LE IMPORTA EL CAMBIO CLIMÁTICO?

Durante los últimos quince años, todos hemos escuchado sobre el “cambio climático” o el calentamiento global del planeta. Sin embargo, algunos pensamos que este es un tema que deben resolver otros.

Para nadie es un secreto que el calentamiento global es producto esencialmente, de la actividad humana y del desarrollo industrial. Se trata de un fenómeno originado por el uso excesivo de la energía producida por el petróleo y sus derivados, así como por la irracional devastación de grandes extensiones de bosques que ha venido haciendo el ser humano, en prácticamente todo el mundo.

Llegado a este punto, será posible revertir esta peligrosa tendencia?. La respuesta es sí y está en nuestras manos. Podemos quedarnos sentados esperando que los gobiernos y las organizaciones mundiales hagan su trabajo, o podemos salir de nuestra área de confort y enfrentar el cambio climático a través de algunas sencillas medidas. Lo que nos hace falta son buenas ideas y la decisión para llevar al cabo aquellas que sean realizables.

Algunas acciones que podamos implementar desde ya para ir enfriando nuestro planeta son las siguientes; usa racionalmente tu computadora, no la dejes encendida por más de 3 minutos si no las vas a utilizar. Cambia el color de fondo de pantalla por negro ya que consume menos energía que el blanco o el azul.
Aunque no te guste, reemplaza los focos incandescentes por fluorescentes ya que el ahorro es de por lo menos un 60%. Y muy importante, apaga las luces que no estés utilizando Reutiliza las hojas de papel que estén impresas por un lado y usa ambos lados de las hojas en tus libretas. Comparte los periódicos y revistas con otros y después de leerlos, úsalos para limpiar vidrios y espejos. No imprimas a menos que sea necesario.

Sabías que puedes ahorrar hasta un 5% de combustible, si revisas la presión de los cauchos varias veces al mes y usas el aire condicionado solo cuando sea indispensable?.
Ahorra dinero en energía eléctrica desconectando en la medida de lo posible, los aparatos electrónicos ya que aún cuando están apagados, consumen energía eléctrica. Reemplaza los electrodomésticos antiguos; neveras, lavadoras, aires acondicionados y otros que tengan más de 10 años.
Reutiliza lo más que puedas las bolsas del supermercado o utiliza bolsas no desechables. El plástico de algunas bolsas tarda en degradarse al menos 150 años, porque están hechas de polietileno de baja densidad.

Los componentes de las pilas son altamente contaminantes y no se degradan. La mayoría tienen mercurio y otras tienen cromo, arsénico y plomo. La manera como se deben tirar las pilas es sellar los 2 polos con cinta adhesiva o de embalaje, deposítalas en botellas de plástico vacías y secas y cuando estén llenas, entrégalas a algún organismo público o privado que se encargue de la recolección y tratamiento.
Si vas de picnic o a la playa, recoge toda la basura que generes pero además, recoge toda la que puedas. Con nuestro ejemplo, estaremos contribuyendo en gran medida a la limpieza ambiental.

Escrito por Maria L. Caseiro
– Maestría Internacional en Alta Dirección Estratégica de Marketing – International University for Global Studies – Master University.
– Especialización Internacional en Gestión del Cambio – CIC Colombia
– Fundadora y escritora de la columna Gestión del Cambio para el periódico Entre todos Progresamos.
– Especialización en Detección de Necesidades de Adiestramiento – UCV, Venezuela.
– Con trayectoria por más de 25 años en la formación de recursos humanos para diversas industrias en las áreas de: Mercadeo y Ventas, Atención al cliente, Gerencia de Proyectos.
– Fundadora y escritora de la columna Gestión del Cambio para el periódico Entre todos Progresamos.
– Colaboradora de www.yoapruebo.com