La evolución del aprendizaje a través de medios electrónicos o e-learning ha tenido, como todo lo que tiene que ver con la tecnología, distintas fases. Al principio simplemente se volcaba todo lo que estaba en analógico a lo digital. Los cursos por internet o por cd para el ordenador y otros programas de aprendizaje similares no eran más que una recopilación de documentos en pdf y en el mejor de los casos contaban con algunos audios y videos. Es decir, que no adaptaban sus contenidos a la interactividad y porque no eran capaces de ver el inmenso potencial de las tecnologías. Más tarde empezaron a surgir cursos interactivos, programas de ordenador con actividades más o menos conseguidas. Pero seguía siendo una enseñanza unidireccional. Existía una entidad o institución que elaboraba los materiales educativos y un cliente o alumno que recibía la formación.

Pero una de las cosas más grandiosas de internet es que cualquier persona con conexión a internet puede conectar con cualquier otra, independientemente de la distancia física que les separe y al mismo precio: gratis. Este mismo artículo puede ser leído a cualquier hora, desde cualquier punto del mundo y gracias a traductores automáticos como el de Chrome, en cualquier idioma. Y esto tiene gran utilidad no sólo en el campo de las relaciones personales y/o profesionales sino también en el del aprendizaje. Las personas nos relacionamos de forma natural estableciendo contactos con otras personas con las que encontremos alguna afinidad, y en la red ocurre lo mismo: buscamos puntos en común, afinidades, y éstas son de todo tipo, también de intereses de aprendizaje.

Por ello han surgido lo que se llama Entornos Personales de Aprendizaje (PLE por sus siglas en inglés), que no son otra cosa que sistemas que ayudan a los alumnos o personas con interés en aprender a tomar el control en la gestión de su proceso de aprendizaje ya que le permite establecer sus propios objetivos, gestionar los contenidos y comunicarse con otros en ese proceso. Así ya no hay una única fuente de contenidos sino que el individuo elige y forma su Red de Aprendizaje Personal  (PLN por sus siglas en inglés), estableciendo contacto con personas de las que ha escogido aprender o con la que colabora en un proceso de aprendizaje colaborativo.

Este es el modelo de la nueva enseñanza en la red, del E-learning, y es el modelo que seguimos en Yo apruebo. Más allá de participar en clases presenciales online y de contar con material formativo ponemos a tu disposición documentación complementaria para que tu elijas hasta dónde quieres llegar y para no limitar tu crecimiento a lo que cabe en un curso y además te ponemos en contacto con otros con tus mismas inquietudes para que os ayudéis mutuamente y compartáis este proceso de aprendizaje. Por supuesto sin olvidar que siempre podrás contar con un profesor y un tutor para guiarte y resolver tus dudas.

Como decimos, no es un modelo único sino un modelo en boga. En americantesol.com, la pagina web de la Asociación de Profesores de Inglés para Hablantes de Otros Idiomas (Teaching English to Speakers of Other Lenguages) también propone el crecimiento de los profesores de inglés a través de la colaboración, creando un PLE para que los profesores puedan relacionarse en su propia PNL. Míralo aquí y compruébalo.