Bruselas acogió el pasado 10 de febrero un Consejo de Educación de la UE donde han reiterado su compromiso por reducir el abandono escolar al 10% de aquí a 2020. Sin embargo, José Ignacio Wert, ministro español del ramo, ha asegurado que ve “extremadamente difícil” cumplir esa meta. España seguirá pues suspendiendo en abandono escolar.

Entre los factores que originan este fracaso podemos enumerar los siguientes: velocidad de lectura, comprensión lectora y puesta en común de los conocimientos. Luchar contra el fracaso escolar es difícil pero no imposible, y por eso se pueden aportar posibles soluciones entre las que está, en puesto preferente, la necesidad de leer más empezando en casa -con los padres y en voz alta- y escucharse leyendo. Un bonito juego sería que los hijos mandasenvoicemail a sus padres. También hay programas para las Tablets que te escuchan y te entienden, y por tanto te ayudan a pronunciar. Los avances en este campo son espectaculares: Google ha sacado un programa que traduce la voz y para ello requiere que se pronuncie bien. Os propongo que hagáis con ellos el ejercicio de este video.

En cierta ocasión me contó un amigo mío, ya abuelito, que aprobó el bachillerato gracias a los pasteles que mandaba su padre a los profesores. Llegó a la universidad por casualidad y se dio cuenta de que era capaz de entender los libros gracias a que su padre le obligó a leer todos los días una hora en voz alta y luego a explicarle lo que había leído. La velocidad de lectura es por tanto muy importante, importantísima diría yo. Las niñas leen mejor que los niños, por eso tienen mejores resultados académicos.

En la cultura anterior se valoraba manejar las llaves inglesas, un buen mecánico manejaba la llave inglesa un 10% más rápido que un mecánico menos hábil. Este 10% le daba una mejora competitiva de por vida del 10%, ya no podía ser más rápido. Llegó el robot y le quitó su ventaja competitiva. Sin embargo un niño que lee un 10% más rápido y entiende un 8% más rápido tiene una mejora competitiva que se puede duplicar a lo largo de su vida. Sin embargo, en los años en que he estado en la universidad nunca me han preguntado cuántas palabras soy capaz de leer al minuto, y cuando llego al mercado laboral algunos jefes me preguntan por las páginas que escribo, no por las que leo.

De nuevo ¿qué hacer para evitar el fracaso escolar? Leer en voz alta, hacer ejercicios de vocalización como si de mayores fuéramos a trabajar a la radio, y hablar a nuestraTablet, que seguro que nos contesta en inglés. Puede probar el programa de AuraLog en www.es.tellmemore.com.

Pero para manejar bien la Tablet o el ordenador, debo haber superado el primer obstáculo: el manejo del teclado. Les invito a que lean este artículo sobre mecanografía.

Actualmente los programas educativos se empeñan en que sepamos los afluentes del Ebro por la derecha o las capitales del mundo. Dentro de diez años con la sequía no habrá afluentes y muchas capitales habrán desaparecido. Muy pronto los ordenadores nos escucharán, ya actualmente las IPad escuchan inglés, nada mejor que aprender a vocalizar para que esas máquinas nos entiendan, si le vocalizo bien a la máquina, casi seguro que vocalizaré bien a mi profesor y me pondrá mejor nota.

Además, como la edad media de los profesores se está incrementando según todos los índices europeos, tendré que entregar mis trabajos con negrita y subrayado y para ello tendré que vencer a mi primer enemigo así que primero jugaré con los programas que cito en el artículo sobre mecanografía.

Según la doctora Anni Murphy Paul empiezo a aprender desde los seis meses de existencia, en el útero materno, de hecho aprenderé a llorar en francés o a llorar en alemán. Te adjunto el video para que lo puedas comprobar por ti mismo.

Pero sucede que una importante cantidad de profesores, no están en Twitter, ni en Facebook, y yo soy el niño de este video. Disfruta un rato y verás cómo es mi habitación. Si mi profesor twittea conmigo seguro que tecleare bien, le dejaré mensajes en su voicemail y podré de mayor comunicarme perfectamente con mis jefes y compañeros de trabajo.

Me comentan unos amigos míos que ellos ya ponen videos educativos a sus hijos, que se han comprado una colección de DVDs de ballenas y tiburones y que sus hijos de menos de 12 años ahí aprenden todo. Siento decirte estimado amigo que hay varios estudios en diversas universidades como la de California o la de Virginia dice que los niños no aprenden más con los videos educativos y que incluso se han detectado perjuicios en las habilidades sociales de los que los han visto antes de los dos años de edad.

Los niños son hiperactivos, con sus propios intereses y lo resuelven tirando piedras, haciendo trastadas o matando ratones. Pero si tú eres un padre lector sabrás que si pones enGoogle “juegos para niños”,  “matemáticas para niños” o “como aprende ingles mi niño de tres años” podrás enterarte de todas las experiencias que ya se están haciendo en EE. UU. Donde el fracaso escolar ha descendido en un 15%. Por si no te lo crees te invito a que veas un video sobre educación en ted.com de un experimento llevado a cabo en la india en el que niños con un solo ordenador incrustado en la pared han sido capaces de aprender inglés, geografía o biología poniendo en práctica el auto-aprendizaje.

Así que queridos padres y estimado Ministro el fracaso escolar puede resolverse

Fecha:  22 de febrero de 2012
Autor: Antonio Caro
Voicemail: 918 293 215 – Extensión 12
Correo Electrónico: acaro()902112505.com         
Autora: M. J. Córcoles
Voicemail: 918 293 215 – Extensión 25
Correo Electrónico: acrseo@punto-internet.net
Síguenos enFacebook · Twitter