La falta de ejercicio lleva a la pérdida de masa muscular, de fuerza física y de ánimo. Exactamente igual sucede con el cerebro: si no se ejercita, pierde neuronas y conexiones, pierde capacidades y flexibilidad para reaccionar a su entorno. Y si ahora vamos al gimnasio para conservar la forma de nuestro cuerpo, pronto dedicaremos el mismo empeño en mantener a nuestro cerebro activo y en buen estado.
El psicólogo y creador de programas de ejercicios mentales Shlomo Breznitz nos habla de los estímulos necesarios para conservar un cerebro sano y en forma durante mucho tiempo.

Fecha:  05 de noviembre del 2012

Autor: Antonio Caro

Voicemail: 902112505 – Extensión 12

Correo Electrónicoacaro(arroba)902112505.com