¿Los trabajadores de hoy “viven para trabajar” cómo hacían muchos de nuestros abuelos, echando largas horas y definiéndonos nosotros mismos sobre la base de nuestra opción laboral elegida? O se “trabajar para vivir”, y sólo tiene que ir a trabajar para pagar las cuentas para que podamos disfrutar de nuestras vidas?
Una encuesta reciente de (http://www.salary.com/) encontró que menos del 20 por ciento de los encuestados dijo que “vive para trabajar”, comparado con el más del 70 por ciento de los encuestados que “trabajan para vivir”. Esto le dice a los empresarios que, al pensar en involucrar a las personas, es importante tener en cuenta que la mayoría de los empleados están llegando a trabajar simplemente como un medio para un fin y no consideran necesariamente su trabajo parte de lo que son. Esto puede ser el resultado de una mayor atención a la conciliación de la vida o en relación con el hecho de que el paso de trabajo cada pocos años se ha convertido en la nueva norma y la gente ya no se define por una carrera. En cualquier caso, se ha vuelto aún más importante a considerar cómo se puede conectar a la gente con su trabajo para aprovechar al máximo sus habilidades y que el empleador y el empleado puedan beneficiarse de forma mutua (http://newzealandonlinenews.co.nz/2013/05/11/healthy-workers-better-for-your-bottom-line-study-shows/)
de-tiempos-modernos

Leanne Irwin, consultor de Kenexa,una compañía IBM, cree que incluso las personas que “trabajan para vivir” todavía pueden ser contratados y ser empleados productivos, siempre que ven propósito en lo que están haciendo. La investigación de Kenexa NZ muestra que las personas que creen en lo que la organización está tratando de lograr es mucho más probable que se dedican a su trabajo, y esté dispuesto a dar ese esfuerzo extra para ayudar a que la organización logre tener éxito. Así que un enfoque clave para las organizaciones que quieren sacar el máximo provecho de su plantilla debe estar alrededor de la creación de un trabajo significativo que las personas sientan que pueden marcar la diferencia y pueden ver cómo su trabajo contribuye a una imagen más grande.(http://www.kenexa.com/nz/)

El trabajo significativo tiene un propósito claro que está motivando a un individuo (http://www.bestworkplaces.co.nz/).Hay acciones que las organizaciones pueden adoptar para traer más sentido a puestos de trabajo, incluyendo:

• Tener una visión poderosa y unos valores relevantes.
• Recordar a la gente de cómo su trabajo ayuda a los demás.
• Averiguar qué miembros de su plantilla disfrutan más y menos, para ver si el trabajo puede ser rediseñado.
• La valoración de los empleados por su contribuciones, e involucrarlos en la toma de decisiones.
• La clave para recordar es que cualquier trabajo puede considerarse significativo, pero todo se reduce a la percepción. Cada organización tiene un propósito para estar -más allá de la obtención de beneficios-.

(http://www.worktolive.info/)sf-trabajar-duro

Antonio Caro
Maestro
Consultor TIC
Visita: Linked in Antonio Caro
Voicemail: 902112505 – Extensión 12
Correo Electrónico: acaro@902112505.com
Equipo de www.yoapruebo.com
Autor: D. Méndez (Estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas por el C.U. Villanueva adscrito a la Universidad Complutense de Madrid)